ÚLTIMAS NOTICIAS

Reciba las Novedades en su E-mail: Suscríbase aquí
3-testamentos">

El testamento manuscrito

September 10th, 2016

Una de las modalidades bastante difundidas a la hora de otorgar testamentos es hacerlos de manera manuscrita por el testador (testamento ológrafo). Para su validez se exige que sea escrito y firmado por quien lo otorga, debiendo consignar la fecha en que se emite (Cfr. Art. 2477 del Código Civil y Comercial). Previo a declarar la validez del testamento ológrafo el Juez ante quien tramite la sucesión deberá comprobar “la autenticidad de la escritura y la firma del testador” (Art. 2339). Lo que se logra de esta manera es incorporar un gasto en honorarios de perito calígrafo  que deberá ser soportado por los beneficiarios, además de imponerles la carga de aportar manuscritos y firmas indubitables del testador, a fin de que pueda realizarse la pericia. A nuestro entender, lo que persigue la norma es desalentar el otorgamiento de testamentos en forma manuscrita, y por lo tanto privilegiar la opciòn de su otorgamiento mediante escritura pública, debiendo afrontar los gastos y honorarios del escribano interviniente. En síntesis, todo ello deriva en una mayor onerosidad de la transmiciòn de derechos testamentario, ya sea porque se afronte un mayor costo a la hora de otorgar el testamento mediante escritura pública o porque deba afrontarse el pago de honorarios periciales a la hora de invocar un testamento ológrafo.